Control de Aves

El objetivo de un tratamiento para el control de aves es similar a cualquier otro tratamiento de control de plagas, se debe controlar la población de individuos de una especie en un área delimitada. Pero en este caso, hay un claro elemento diferenciador, no se puede eliminar directamente a los individuos de la especie a controlar.

En Teidesa utilizamos una combinación de métodos de captura y/o de exclusión que nos permiten cumplir los objetivos de forma eficiente y sin causar ningún daño directo a las aves.

¿Cómo se realiza el control de aves?

El empleo de un método u otro, irá en función de las zonas que queramos proteger. En el caso de un edificio o un monumento, el objetivo será la erradicación de las aves de un punto concreto, empleando para ello, sistemas de exclusión. Pero, si lo que queremos salvaguardar es un municipio, el objetivo será mantener los niveles de población, y lo conseguiremos utilizando métodos de captura.

Métodos de captura: sistemas destinados a la captura de los animales, sin causarles daño, para su reubicación o eliminación controlada.

Métodos de exclusión o repelentes: son métodos que afectan a los sentidos de las aves, convirtiendo el área a proteger en un lugar poco adecuado para la presencia del ave en cuestión.

SISTEMAS DE EXCLUSIÓN

La presencia incontrolada de palomas, estorninos u otras aves en entornos urbanos puede constituir una seria amenaza sanitaria además de un peligro para la estética de los edificios.

En Teidesa contamos con las mejores herramientas para luchar contra estas plagas, por lo que garantizamos todos nuestros tratamientos de exclusión por un periodo de al menos dos años.

Gel repelente.

Se trata de un gel viscoso y adherente que se dispone en las zonas críticas a controlar, una vez el ave entra en contacto con el gel siente una inmediata sensación de rechazo que transmite a la bandada y en consecuencia, terminan abandonando las superficies tratadas.

Varillas.

tratamientos-para-eliminar-palomas

Fabricadas con acero inoxidable y ancladas a una base de policarbonato, las varillas o sistemas punzantes, constituyen uno de los métodos más económicos del mercado, no sólo por su efectividad, sino también por su longevidad.

Este sistema es tan popular debido a sus dos principales ventajas. Primero, el impacto visual que generan es mínimo. Y segundo, son altamente eficaces a la hora de evitar que las palomas o especies de similar tamaño se posen y aniden en los edificios.

El funcionamiento de las varillas es verdaderamente sencillo. Los tramos de varillas son colocados de forma consecutiva hasta cubrir la longitud total de la superficie a proteger, siempre de forma segura y garantizando la correcta fijación de las mismas. Una vez anclados los sistemas de varillas impiden que las palomas puedan posarse o anidar, protegiendo al edificio de dichas aves.

Redes.

redes para control de aves

El empleo de una barrera de redes es uno de los métodos más efectivos y duraderos para prevenir que las aves se posen sobre los edificios.

La instalación de redes es una de las primeras opciones a considerar en cualquier trabajo de control de aves por sus múltiples ventajas:

Están compuestas de un polietileno estabilizado con la luz ultravioleta que les hace altamente resistentes a los rayos del sol. No absorben el agua, evitando así que un incremento de peso fuerce la instalación. No se ven afectadas por el cambio de temperatura ambiental. Son químicamente inertes. Tienen excelentes propiedades de aislamiento eléctrico. Disponemos de diversos colores: traslúcidas, negras y color piedra. Tienen una duración mínima garantizada de diez años. El hueco de la malla presenta distintos tamaños según las especies de aves.

El montaje de las redes se puede realizar horizontalmente, para excluir los pájaros de áreas abiertas como los patios interiores de edificios, o verticalmente, para proteger fachadas completas o terrazas. En cualquier caso, el montaje es similar independientemente de la posición.

Se fija un alambre de acero alrededor del perímetro del área a proteger mediante unos anclajes primarios. Y posteriormente, la red se fija al alambre gracias a unas grapas especiales.

En caso de necesitar accesos a través de las redes, se pueden montar clips o cremalleras que permitirán el paso controlado a través de la red.

Repelentes sonoros.

Se trata de altavoces colocados estratégicamente que reproducen sonidos estridentes como alarmas, disparos o grabaciones de aves emitiendo voces de alarma.

El principal problema es que algunas de estas aves, como las palomas, están bien adaptadas a los ruidos cotidianos de las áreas urbanas, por lo que su efectividad es reducida. Además como el rango auditivo de las aves es el mismo que el humano, los sistemas ultrasónicos y subsónicos están descartados y finalmente se convierten en una molestia por el ruido que generan.

SISTEMAS DE CAPTURA

Este tipo de control de aves está pensado especialmente para controlar la población de grandes extensiones como ayuntamientos o grandes fincas.

Jaulas

Las jaulas de captura son estructuras cerradas dotadas con un sistema de entrada unidireccional. En su interior se coloca un elemento atrayente y una vez entra el ave, éste queda atrapado en su interior hasta que sea retirado por el operario.

El modelo de jaula que empleamos en Teidesa es uno de los más versátiles del mercado ya que puede ser colocado tanto en superficies planas como con pendientes inferiores al 45%. Además se fabrica en cualquier medida en función de las necesidades y de las características propias de cada ubicación.

jaulas para eliminar aves

Solicitar Información:

Acepto la Política de privacidad